El impacto positivo de la Meditación y de la Oración

Meditacion
MEDITACION – Si la practicas, se beneficia tu corazón, y en tu cerebro se genera ciclos mejores

Por: Tony Dillard –> Lee el reporte “Cómo tener a la mujer que quieres, aunque la acabes de conocer”

Ha habido una gran cantidad de estudios científicos que confirman el impacto positivo y real de la oración tanto en el corazón como en las ondas cerebrales.

Por ejemplo, los resultados de un estudio hecho a largo plazo, mostraron que la mayoría de la gente que meditó regularmente durante años experimentaron un estado de completo bienestar físico, mental y espiritual.

Otros estudios científicos y médicos  recientes han evidenciado que las personas con diabetes, cáncer, sida, mostraron resultados positivos. En el caso de las personas con diabetes, tuvieron niveles más bajos de azúcar en la sangre después de dos meses de practicar la meditación.

La meditación también es útil para los pacientes con presión arterial alta y enfermedad cardiovascular. En pacientes con cáncer, se ha podido medir  la disminución del conteo de células blancas de la sangre y de células cancerosas.

Los pacientes con trastornos psicosomáticos también mejorar a través de la meditación. La meditación y el yoga son útiles para los niños de la calle y las personas privadas de libertad. Cuando a grupos de personas de estos grupos se les ofreció un programa de actividades de yoga y meditación, se redujo entre ellos el uso de drogas y disminuyeron las quejas de insomnio.

En los pacientes que sufrieron de quemaduras, la meditación les ayudó a dormir mejor, aumentar el estado de ánimo, y aliviar sus heridas físicas y mentales.

¿Qué es la meditación?

La meditación puede ser interpretada de muchas maneras: Hay elementos para catalogarla como una práctica religiosa, como una técnica de relajación, o como  una medicina mente – cuerpo. Esta última es por su efecto claro en el campo de la psiconeuroinmunología humana.

Cuando tu cuerpo y mente funcionan en perfecta armonía, esto se traduce en el equilibrio de las células de tu cuerpo en general, y de tu sistema nervioso en particular.  Cuando haces oración, o cuando meditas, lo que haces es enfocar tu mente y espíritu en un objeto externo, como un mantra, una palabra o frase, una escena o imagen, la luz de una vela, o incluso un conjunto de cuentas para rezar. Estas acciones repetitivas producen una quietud interior, desde el cual se puede acceder a etapas más profundas.

Ya desde esta etapa se generan cambios en tu sistema nervioso. Tu sistema nervioso central se relaja, y produce cambios físicos reales, tales como la reducción de ácido glutámico y un aumento de GABA. Cuando esta sustancia aumenta, se controlan mejor tus percepciones sensoriales y tu cerebro muestra signos (EEG) de relajación.

Tu frustración (si la tenías antes de empezar) se calma, y tu agresividad se debilita. Esto ocurre cuando meditas (u oras) por un periodo de 10 minutos. Después de 15 minutos de oración (meditación), tu cerebro envía ciertas señales al resto de tu cuerpo, haciendo que tus células comiencen a relajarse.

Te sorprenderá sentir que tus preocupaciones y temores se alivian y desaparecen. Y tu sistema nervioso parasimpático, que maneja las respuestas biológicas asociadas con la conservación de la energía y el descanso, funcionará mejor. Esto permite que el hipotálamo, que es responsable de mantener una regulación de la presión arterial, la frecuencia cardiaca y la temperatura, cumpla sus funciones de manera eficiente.

La meditación y la oración surgieron en la humanidad hace miles de años, y sus beneficios se han venido confirmando y midiendo recientemente con instrumentos de análisis científicos. Más adelante escribiré una guía detallada paso a paso de un método muy efectivo para meditar, que te hará recibir sus inmensos beneficios.

Tony Dillard

Tú puedes cambiar tu vida usando el poder de la visualización creativa. Consigue el éxito que deseas, siguiendo los pasos de este método que nunca falla: Haz clic aquí para leer más…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *