El poder fáctico

Por: W. J. Segovia

Algunos lectores atentos y amables me han enviado correos electrónicos donde me solicitan que haga un abundamiento sobre el significado de los poderes fácticos y el porque de lo pernicioso de su influencia en la vida de México.

El diccionario de la lengua Española, autorizado por la Real Academia Española en su vigésima segunda edición define 1.- facto- como el hecho, encontraste con el dicho o con lo pensado. 2.- Negocio, provecho 3.- De facto, igual a lo hecho contrario a lo jure (lo jurídico, lo legal). Y después la definición se prolonga entrando en el terreno en el que son hechos comunes y corrientes que se realizan entre comerciantes y que no hay regla alguna que establezca un principio de equidad.

En otras palabras el que tenga la boca más grande se come al más pequeño.

Una definición política de poderes fácticos es indudablemente una mala palabra, porque representa el contenido que indica que personas o grupos con poder dominante en ciertas áreas de la vida social, intervienen en modo ilegal, ilegítimo o indebido en los asuntos públicos del país y lo distorsionan para sus fines particulares con consecuencias desastrosas para el conjunto nacional.

Actualmente en el país los debates públicos ya no son por el concepto de nación que puedan tener los sectores pensantes de la nación. Desde Carlos Salinas de Gortari hasta el actual Presidente Calderón la política nacional cambio de rumbo totalmente y convirtió el estado moderno mexicano en una especie de multinacional de tiendas departamentales. El gobierno esta sumamente preocupado porque la macroeconomía funcione y causar buena impresión con esto en el concierto internacional en donde los actuales dirigentes del país, tienen su mundo predispuesto para cuando el país arda en llamas y ellos tengan un lugar paradisíaco para vivir con los suyos.

Se me viene a la mente los Andes Suizos, Davos, ese maravilloso sitio ubicado en las montañas en donde año con año se reúne los más ricos del mundo y montan un espectáculo deslumbrante en el que participan figurones de la talla de Bill Gates y otros más, que personalmente no les encuentro algún aporte científico como es el caso de Bill que revolucionó al mundo de la comunicación con su programa Windows, que todo el mundo. Paradójicamente, Davos fue el escenario en el cual el genio Alemán, premio nobel de literatura Tomás Mann, desarrolló sus episodios de su monumental “Montaña Mágica” en donde existe un hospital para tuberculosos, al que asiste lo más acaudalado del mundo de aquella época a curarse de la terrible enfermedad afortunadamente en México está bajo control.

Lo anterior se desprende de la conducta actual del presidente Calderón, en la que técnicamente percibo está gobernando el país con actitudes mediáticas cargadas de histrionismo, por ejemplo, antes de ser presidente siendo candidato, (lo recuerda Miguel Angel Granados Chapa), declaró a una importante entrevistadora que se comportaría de manera inescrupulosa y no dudaría en romper cualquier frontera legal, con tal de conquistar la presidencia de México. Para matizar mejor su estrategia, Calderón expresó que para alcanzar la victoria utilizaría el: “Haya sido como haya sido”, quizá lo dijo en broma, lo más seguro que lo haya dicho en serio, porque después comprobamos como su cuñado resultó ser uno de los proveedores en materia de informática del IFE y se encontró en sus oficinas una relación de los domicilios y los nombres de millones de mexicanos.

Acaba de regresar el Presidente Calderón de España y desde allá hizo una furiosa defensa de la estrategia militar que estaba utilizando en el país para terminar con los cárteles de la droga.

Este discurso militarizante gusta mucho en Europa, sobre todo en España, donde miles de millones de euros de capitalistas Ibéros, están invertidos en el Caribe mexicano, en el ramo de hotelería, que es una de las actividades que más han terminado con la flora y la fauna de esa fantástica región. Independientemente de los capitales invertidos en áreas de comunicación provenientes de empresarios Españoles, quienes inteligentemente entendieron que la información no debiera estar en manos de periodistas, si no de empresarios. Por esta razón rodó la cabeza de Carmen Aristegui. Tan pronto termino su discurso Felipe Calderón en una reunión de importantes cúpulas empresariales de ese país, recibió un elogio, que en lo personal hubiera yo renunciado a el en virtud de que el presidente de México es representante de todos los mexicanos. Fue considerado por un importante capitán de empresa Española, como: “Un gran vendedor”.

¿Usted que piensa?

Articulo anterior de este autor: Prohibido olvidar
Para recibir mas articulos como este, Subscribete gratis a Publicalpha por Email

Para: Publicalpha.com

¿Te gustó este artículo? ¡Entonces subscríbete! ¡Es GRATIS! Haz clic aquí para ingresar tu email...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>