La luz solar y la salud de tu cuerpo

Protector solar bueno o maloPor: Sabel Todd –> ¡Tú puedes tener erecciones de adolescente de nuevo!

Una de las industrias cuyas ventas más han crecido en los últimos años es la de la venta de protectores solares para la piel de las personas.

Y es que se ha desatado una histeria colectiva en la que el Sol es algo malo.

Pero, al igual que las plantas, tú necesitas la luz del Sol para mantenerte sano. Por ejemplo, si pasas algo de tiempo, aunque sea unos cinco minutos recibiendo directamente la luz solar del mediodía, se regula positivamente tu ritmo circadiano, lo que te ayuda a dormir mejor por la noche.

Se ha encontrado que la deficiencia de vitamina D, ocasionada por la falta de luz solar, eleve tu riesgo de sufrir de apnea de sueño. Esta es una condición en que se interrumpe por periodos la respiración de la persona que duerme, y le llega menos oxígeno al cerebro, que a la larga va mostrando el daño correspondiente.

La vitamina D se produce en tu piel cuando ésta se expone directamente al sol. Su importancia cada día es más reconocida por la comunidad médica y científica del mundo. En Suecia, un equipo de investigadores concluyó recientemente que “evitar la exposición a la luz solar es un factor de riesgo para morir equivalente a fumar”.

La vitamina D que tu cuerpo genera con la luz solar no es el único beneficio del Sol. Según la Teoría Budwig contra el Cáncer, desarrollada por la científica alemana Johanna Budwig, la luz solar transporta electrones y otras partículas energéticas que tu cuerpo necesita para sanar rápidamente.

Ella ideó una forma de capturar e introducir dichas partículas a través de la dieta, en el llamado “Protocolo Budwig”,  que consiste en mezclar, a la luz del sol, aceite de linaza o bien de oliva con queso cottage. Las células grasas de dicha mezcla serían las encargadas de introducir al cuerpo tal energía sanadora.

La luz ultravioleta del Sol tiene un potente efecto que destruye los microbios (también la vitamina D lo posee). La luz del Sol aumenta los niveles en tu sangre de células blancas (linfocitos) que son la principal arma de tu sistema inmune para defenderte de las bacterias.

Es posible que toda la publicidad invertida para convencer a la población que la luz del Sol es mala (y vender bloqueadores) haya ocasionado la actual epidemia de tuberculosis, que ya se creía vencida pero que ha resurgido en tiempos recientes y que mata a unas 4 mil personas al día en todo el mundo.

Por eso, mi consejo para ti es que todos los días subas a la azotea de tu casa, te quites la camisa, y recibas directamente la luz del Sol unos tres minutos en tu pecho y otros tres minutos en tu espalda. Recibirás sus beneficios de inmediato.

También es muy importante que, si tú sufres de exceso de peso, pongas todo tu empeño en bajarlo, empezando desde ahora mismo.

Es lo mejor que puedes hacer por tu salud. La obesidad acorta la duración y la calidad de tu vida (por no hablar que un cuerpo firme y delgado es más atractivo).

El mejor sistema que conozco para adelgazar y perder el exceso de grasa, es este: Haz clic aquí para seguir leyendo…

Sabel Todd

*Relacionado:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *