Magnesio y Alta Presión Arterial.

Por:  Sabel Todd

El gran doctor (ya fallecido) Linus Pauling -quien ganó dos veces el Premio Nobel- una vez dijo: “Se puede rastrear el origen de toda enfermedad, dolencia y malestar a una deficiencia de mineral”.

El mundo hoy está presenciando una epidemia de diabetes, alto colesterol, alta presion, y enfermedades cardiacas. -“¿De qué murió?”- preguntamos. La respuesta es casi siempre: “le dio un ataque al corazón”. Esto es tan frecuente, que ya nos hemos acostumbrado a ello, y pensamos que es algo natural. Pero no es así. No tenemos porqué aceptarlo.

Cuidar tu propia salud es muy importante. Nadie más lo hará por tí. Mientras continúes enfermo, los laboratorios que fabrican pastillas para la alta presión arterial seguirán haciendo negocio contigo. En este artículo te diré como cuidarte a tí mismo.

<strong>Magnesio y la Alta Presión Arterial.</strong> Las personas con alta presión están familiarizadas con el sodio y el potasio, los dos minerales de los que más se habla entre los que sufren esa condición. Ambos interactúan entre sí, ayudando a regular varios sistemas en nuestro cuerpo, entre ellos la presión sanguínea y la hidratación. Si ocurre un desbalance, entonces una cadena de eventos puede desencadenarse y sumir a nuestros sistemas en el caos.

La ironía es que el mineral más importante en todo este balance frecuentemente pasa despercibido. El magnesio es muy importante, y su importancia siempre se ha tratado de dismuinuir (ocultar?). Algunos doctores e investigadores se sienten decepcionados por la poca cobertura que los medios de comunicación han dado a sus estudios con respecto a este mineral.

Ejemplos de cómo el magnesio afecta a la alta presión arterial. El síndrome X es una complicación de varios síntomas relacionados entre sí. El magnesio es esencial para la asimilación del calcio y el potasio. Los músculos en las paredes arteriales se contraen si el nivel de calcio dentro de las células es muy alto, mientras que el magnesio causa que los músculos se dilaten. Los doctores lo llaman “el bloqueador de calcio natural”, porque hace el mismo trabajo que hacen los medicamentos llamados Antagonistas del Canal de Calcio, modular el tono vascular. También estimula la producción de óxido nítrico, el cual se genera con el ejercicio y sirve para relajar  y dilatar las arterias.

Altos niveles de calcio pero bajos niveles de magnesio pueden hacer que las personas se vuelvan obesas, concentrando la mayor parte del peso ganado alrededor del estómago. Estas personas son especialmente propensas a desarrollar alta presión, diabetes y exceso de producción de insulina, factores conocidos que desencadenan un ataque al corazón.

Ya sea que sufras de enfermedad cardiovascular o que estés sano y desees permanecer así, dale a tu cuerpo todos los nutrientes que necesita para trabajar eficientemente. En próximos artículos discutiré las mejores formas de agregar magnesio a tu dieta.

Escrito para Publicalpha.com

¿Te gustó este artículo? ¡Entonces subscríbete! ¡Es GRATIS! Haz clic aquí para ingresar tu email...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>