Ni importan tus problemas, sino cómo reacciones ante ellos

Frases motivacionalesPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte sobre “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

“Si crees que puedes o si crees que no puedes, en ambos casos tienes razón”, decía Henry Ford, quien revolucionó la industria del automóvil, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo.

Otra manera de ver esto, es que, no importa cuál es tu circunstancia en particular, sino la forma en que reacciones a la misma.

A muchas personas la adversidad, en lugar de aplastarlos, los hace crecerse y sobresalir. Y por el contrario, hay individuos que nacen con cuchara de oro, y desperdician su vida en los vicios, sin hacer nada de provecho ni por ellos mismos ni por los demás.

A lo largo de la historia, ha habido muchas personas que, a pesar de tener serias desventajas, ya sea físicas, económicas o sociales (¿Quizás precisamente por ellas?) ha sobresalido a grado tal, de servir de fuente de inspiración y guía para los demás.

Por ejemplo:

  • Beethoven compuso sus obras más importantes después de quedarse sordo.
  • Sir Walter Raleigh escribió su Historia del Mundo durante una larga estadía de 13 años en la cárcel.
  • Si Colón hubiera vuelto atrás, nadie podría haberlo culpado, teniendo en cuenta la adversidad constante que tuvo que soportar. Por supuesto, nadie lo habría recordado tampoco.
  • Abraham Lincoln alcanzó la grandeza de la sabiduría y carácter durante la devastación de la Guerra Civil.
  • Lutero tradujo la Biblia, mientras que soportaba el confinamiento en el Castillo de Wartburg.
  • En virtud de una sentencia de muerte y durante veinte años en el exilio, Dante escribió la Divina Comedia.
  • John Bunyan escribió El progreso del Peregrino en una cárcel de Bedford.

Estos ejemplos son parte de la Historia, y tales personajes han aportado bastante al patrimonio cultural de la Humanidad.

Pero siempre hay ejemplos de personas que se crecen ante el mal tiempo, y no sabemos porque no son famosos. Sin embargo, su esfuerzo ahí está.

Es el caso de María Groda-Lewis, estadounidense quien a los 16 años, no podía aprender a leer, debido a una dislexia aguda, la cual, al no estar diagnosticada, la hacía pasar como “vaga e inútil”, siendo internada en un reformatorio en dos ocasiones diferentes, y casi murió de un derrame cerebral mientras estaba esperando un bebé.

Comprometida con ir a la universidad, trabajó en una variedad de empleos de poca monta para poder ahorrar, en medio de grandes privaciones y en la pobreza más degradante (es la pobreza que se tiene cuando los demás sí tienen dinero, y todos los días los ves darse todo tipo de lujos, mientras tú a duras penas subsistes).

Pero a  los dieciocho años, increíblemente, y como premio a su dedicación al estudio, fue nombrada estudiante Upward Bound del Sistema Público de Educación de Oregon, y finalmente entró a la universidad.

Decidida a convertirse en médico, se enfrentó a ¡quince! rechazos de varias escuelas de medicina, hasta que el Albany Medical College finalmente la aceptó.

En 1984, la Dr. Maria Groda-Lewis, a los treinta y cinco años, se graduó con honores como Doctora en Medicina, logrando así cumplir su sueño.

Y tú, ¿tienes problemas? Claro que sí, todos los tenemos.

Lo que importa es: ¿Te vas a dejar vencer? ¿O te crecerás al desafío y saldrás adelante?

Hazlo, reúne todas las energías de que seas capaz, y diariamente, con constancia, avanza aunque sea un paso hacia tu meta.

Si realmente perseveras, entonces cuando menos lo pienses  llegará el día en que cumplas tu sueño, y tú también serás fuente de inspiración para tu familia y tus amigos.

Y RECUERDA: Si tú tienes  un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *