¿Tienes alguno de estos síntomas? Es posible que te falte magnesio

alimentos ricos en magnesio
ALIMENTOS RICOS EN MAGNESIO – Además de tener grasas saludables, contienen magnesio, que ayuda a la buena salud de tu cuerpo en muchas formas

Por: Sabel Todd –>Lee mi reporte: ¡Tú puedes tener ERECCIONES de ADOLESCENTE de nuevo!

El magnesio es un mineral esencial. Es uno de las diez minerales más abundantes en el planeta. Es también uno de los cinco principales minerales más abundantes en el cuerpo humano, y cerca de la mitad se encuentra dentro de los huesos de tu cuerpo.

Pero a pesar de estar por todos lados, millones de personas sufren de carencia de magnesio, y esto tiene consecuencias negativas muy importantes.

¿Por qué?

Porque más de 300 diferentes reacciones en tu cuerpo requieren magnesio en cantidades adecuadas. Por ejemplo, se sabe que altas cantidades de tejido que se encuentran tanto dentro del cerebro como del corazón lo requieren, y se trata tan sólo de dos sistemas principales que dependen del mineral para operar de manera eficiente.

El magnesio ayuda a regular la temperatura de tu cuerpo y a liberar a tu cuerpo de toxinas. La lista de beneficios para tu salud es demasiado larga, pero aquí están algunas ventajas claves atribuidas a la ingesta de magnesio:

  • Regulación de la presión arterial
  • Prevención y cura de la osteoporosis
  • Prevención de enfermedades del corazón
  • Tratamiento de la diabetes
  • Alivio de la depresión y la ansiedad
  • Cura de los trastornos del sueño
  • Fortalecimiento de los huesos
  • Creación de proteínas
  • Ayuda a la pérdida de peso
  • Fomenta la circulación sanguínea saludable
  • Ayuda en el tratamiento del asma
  • Prevención de accidentes cerebrovasculares
  • Reacciona con el calcio y la vitamina D en muchos procesos

De seguro has escuchado lo importante que es el calcio para tus huesos y para tener un sistema inmune fuerte, pero sin la cantidad adecuada de magnesio, el calcio puede ser realmente peligroso. Una vez que el cuerpo ha usado el calcio que requiere, el magnesio ayuda a eliminar el exceso de calcio, sacándolo de las células. Por esto, sin el suficiente magnesio el calcio se acumula y actúa como una toxina en lugar de ser absorbida por tus huesos de forma saludable.

Y así como el calcio depende del magnesio, a su vez el magnesio depende de la vitamina D para su absorción adecuada. El magnesio no se absorbe bien durante la digestión, por lo que si tú estás bajo en vitaminas, entonces  puedes estar consumiendo magnesio, pero no obtendrás todos sus beneficios. Debes de encontrar un equilibrio entre estos tres elementos esenciales (magnesio, calcio, vitamina D) para mantener tu buena salud.

Cómo identificar una deficiencia de magnesio

No es muy difícil determinar si tú eres deficiente en magnesio, porque, para empezar, la inmensa mayoría de las personas en el planeta lo son. Se estima que entre 68 a 80 por ciento de las personas en los países industrializados (Estados Unidos, Europa) no están recibiendo la cantidad adecuada de magnesio en sus cuerpos.

Con un análisis de la sangre se puede comprobar el nivel de magnesio ahí,  sin embargo, la mayoría del magnesio en tu cuerpo se encuentra en tus huesos y en el interior de tus células, sólo una pequeña cantidad de magnesio está normalmente presente en la sangre.

Por lo tanto, un análisis sanguíneo en realidad no es ideal para determinar una deficiencia. Y como no hay muchas pruebas precisas ni fáciles de hacer para diagnosticar una falta de magnesio, entonces recurrimos al análisis de los síntomas.

Por ejemplo, si tú te cansas fácilmente y encuentras dificultades para concentrarte, ese pudiera ser un indicador de falta de magnesio.

Las personas deficientes en magnesio tienden a ser irritables y experimentan mayores niveles de estrés y ansiedad. A continuación se enumeran algunos de los síntomas comunes de la deficiencia de este mineral:

Síntomas de falta de magnesio

  • Palpitaciones
  • Sensibilidad al ruido
  • Irritabilidad
  • Tics
  • Contracciones
  • Zumbido en los oídos
  • Piedras en el riñón
  • Trastornos del sueño
  • Esterilidad
  • Dolor de cabeza frecuente
  • Problemas digestivos
  • Depresión
  • Cambios de temperatura corporal

También hay indicadores más graves. Puedes experimentar una falta de apetito o sensación de enfermedad. Si los síntomas no son atendidos, se pueden ir haciendo más notorios y frecuentes, hasta llegar a los latidos del corazón anormales, convulsiones y cambios de humor drásticos.

Enfermedades causadas por deficiencia de magnesio

Dado que el magnesio es tan esencial para los procesos corporales, la falta del mismo puede contribuir a una amplia variedad de problemas de salud. Sin la cantidad adecuada de este mineral esencial te podrías estar poniendo en riesgo de desarrollar algunos problemas de salud graves.

Debido a la forma en que interactúa con el calcio, la falta de magnesio podría contribuir al desarrollo de la osteoporosis y  la creación de huesos frágiles. También ha habido una conexión con la prevención de enfermedades del corazón, ataques al corazón y falta de magnesio. Por ejemplo, se ha estudiado a víctimas de muerte repentina por ataque al corazón y se ha hallado una relación con niveles bajos de magnesio.

La falta de magnesio también podría contribuir al desarrollo de cálculos renales. El magnesio hace que el calcio se disuelva de forma mucho más efectiva en la orina y sea excretado mejor, y esto sirve para prevenir la formación de cálculos renales (“piedras en el riñón”) que son muy molestos y dolorosos.

Algunas otras enfermedades causadas por la deficiencia de magnesio incluyen al síndrome premenstrual, la presión arterial alta, dolores menstruales, insomnio y cáncer.

Cómo evitar la deficiencia de magnesio

El primer paso en el mantenimiento de niveles saludables de magnesio es la identificación de la raíz del problema. Para la mayoría de la gente, el problema es que los alimentos que consumen no lo contienen en cantidades suficientes.

Las tierras de cultivo se fertilizan con compuestos químicos que no contienen magnesio, por lo que en muchos lugares las cosechas ya casi no lo contienen. El agua utilizada para beber también pudiera ser una buena fuente de magnesio, pero el flúor que se añade hace que sea más difícil para el cuerpo para descomponer los minerales y aprovecharlos.

Suplemento de magnesio
SUPLEMENTOS DE MAGNESIO – Sus efectos benéficos se sienten desde el primer día

También hay varios hábitos alimenticios que contribuyen a la deficiencia de magnesio. Tomar bebidas azucaradas, comer alimentos demasiado procesados, y beber mucho alcohol son todos hábitos que pueden disminuir los niveles de varios minerales, entre ellos del magnesio.

Así mismo, hay ciertos tipos de medicamentos como las píldoras anticonceptivas y los diuréticos que agotan el magnesio y el potasio de tu cuerpo. Consulta a tu médico si estás tomando algún medicamento y estás preocupado por tus niveles de magnesio.

Cómo curar una deficiencia de magnesio

Las mejores fuentes de alimentos con contenido de  magnesio suelen ser las verduras y los frutos secos, como nueces y almendras. Cuando hagas tus compras, deberías de incluir en la lista:

  • Verduras de hoja verde oscuro (como la espinaca y la col rizada)
  • Semillas de girasol
  • Semillas de calabaza
  • Lentejas y frijoles
  • Aguacate
  • Barras de chocolate oscuro. Este chocolate casi no sabe dulce, es distinto del que normalmente se consume.

Por desgracia, y dado que el suelo agrícola casi se ha agotado de minerales, es muy difícil  que obtengas la cantidad que necesitas. Si puedes, trata de recurrir a la utilización de suplementos. En las tiendas naturistas y de nutrición magnesio puedes encontrarlo en forma de polvo, líquido, cápsulas o tabletas.

Debido a la posibilidad de efectos secundarios e interacciones con medicamentos, si te encuentras tomando alguno, entonces primero debes de consultarlo con tu médico. 

Tú debes de mantener un peso corporal adecuado. La obesidad y el exceso de peso acorta la duración y la calidad de tu vida. El mejor sistema que conozco para adelgazar y perder el exceso de grasa, es este: Haz clic aquí para seguir leyendo…

Sabel Todd

*Relacionado:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *