Usa el poder de los hábitos positivos y consigue tus metas

ejemplos de habitos positivos
HABITOS POSITIVOS – Con pasos pequeños pero constantes en la dirección correcta, tú puedes lograr lo que deseas.

Por: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Si tienes tiempo deseando algo, pero no has podido lograrlo, es porque lo piensas demasiado y no actúas.

Lo más seguro es que pienses que lo que quieres es difícil de lograr. Pero no tiene porqué ser así.

Tú puedes alcanzar lo que sea, si lo haces paso a paso. Para ello, puedes usar el poder de los hábitos.

Construir un nuevo hábito es mucho más fácil de lo que piensas.

Lo único que necesitas es hacer algo.

Luego, vuélvelo a hacer. Otra vez. Otra y otra.

Esa es la forma en que se hacen los hábitos: sólo tienes que hacerlo la primera vez y luego repetirlo. Eventualmente, en poco tiempo, será algo automático.

La clave de esto es que tomes conciencia de que debes de hacerlo esa primera vez. Esa será la más difícil. La segunda lo será un poco menos, y aún menos la tercera, y así sucesivamente, hasta que el esfuerzo sea tan pequeño que la acción puedes realizarla en automático.

Es entonces cuando el hábito se ha establecido, y ahora quizás te resulte más difícil NO hacerlo que hacerlo.

Cuando el hábito es algo positivo, entonces cada vez que lo repites es como si dieras un pequeño paso hacia tu meta. Y como dice el refrán: “Todo viaje, por largo que sea, empiece con un primer paso”.

Y debes de hacerlo. No tienes opción, porque si no haces nada con tu tiempo libre, entonces ese espacio vacío se llenará con cualquier cosa, porque tiene que llenarse, y si dejas que tu tiempo libre se llene con el hábito de la holgazanería, entonces tu vida será como la de la inmensa mayoría de la población: una vida desperdiciada.

Es mejor que tú tomes las riendas de tu vida, y hagas un esfuerzo consciente y sostenido para llenar tu tiempo con hábitos positivos que te dejen algo.

Lo más difícil es empezar, y por ello te recomiendo que uses un estímulo especial.

Un “estímulo especial” no es otra cosa que un mecanismo disparador. Si, por ejemplo, decides ir al gimnasio todos los días entonces (te felicito, ese sería un hábito muy bueno para mantener en buena forma tu cuerpo y tu cerebro) te sugiero que uses al reloj como tu estímulo especial:

Toma la decisión de que cuando el reloj marque las 5:30 (por ejemplo) inmediatamente dejarás de hacer lo que estés haciendo, tomarás tu mochila y te irás al gimnasio. Cuando lleguen las 5:30, NO PIENSES EN NADA MAS que no sea en ir al gym.

El primer día lo harás conscientemente y mediante un esfuerzo de voluntad, pero al día siguiente el esfuerzo será menor y el estímulo especial  más fuerte.

Te aseguro que como a la tercera semana, tu nuevo hábito positivo estará firmemente enraizado en tu conducta. Una vez que sea automático, entonces avanza y aplica este mismo método para seguir llenando tu tiempo con otro hábito positivo, como por ejemplo, leer un libro durante media hora.

Aunque no lo creas, con este par de nuevos hábitos productivos, al cabo de pocos meses tu vida (tu salud, autoestima y finanzas) habrá mejorado notablemente.

Y por cierto, si tú ya tienes un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas y más dinero en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *