De ESTUDIANTES a EMPRESARIOS RICOS y FAMOSOS

Empresarios que no terminaron la escuelaPor: Miranda Gomez –> Haz clic aquí para leer un reporte: “Cómo hacer crecer tu negocio de forma EXPLOSIVA”

Se sabe que muchos empresarios que hoy son exitosos, no terminaron la escuela.

Hay jóvenes que usan esas historias de éxito para abandonar sus estudios.

Sin embargo, lo que no hay que pasar por alto es que dichas personas abandonaron la escuela, sí, pero lo hicieron porque ya tenían una empresa en pañales que les demandaba gran parte de su tiempo para poder crecer.

Mark Zuckerberg abandonó sus estudios, sí, pero ya Facebook tenía el millón de usuarios registrados cuando lo hizo.

Bill Gates es otra persona que no terminó la enseñanza superior, pero a los 15 años, junto con su compañero de estudios y amigo, Paul Allen, ya habían fundado la empresa Ter-O-Data, para monitorear el tráfico vehicular en Seattle, y si bien cerraron dicha empresa, de todos modos les generó contratos por unos 20 mil dólares.

De manera que cuando vio la oportunidad de hacer un gran negocio vendiéndole a la empresa IBM licencias para el sistema operativo MS – DOS, ya tenía experiencia en el mundo real de las empresas.

Además, ambos, Bill Gates y Mark Zuckerberg (ambos son no – egresados de Harvard), aunque no terminaron su educación formal en una institución educativa, no han dejado de estudiar y aprender de manera autodidacta.

Otro estudiante que salió de las aulas sin concluir, fue Shawn Fanning.

Mientras era estudiante en la Universidad Northeastern, Shawn observó que su compañero de cuarto no podía encontrar y descargar unos archivos de música (en formato MP3) que quería escuchar.

Así que Shawn empezó a escribir un programa que hiciera fácil encontrar y descargar estos archivos.

Así nació Napster (el apodo que Fanning tenía en la universidad).

Pero tuvo muchos problemas, la RIAA (la asociación de casas de grabación de Estados Unidos) lo demandó y para detener la demanda, Napster tuvo que pagar $26 millones de dólares, y cambiar su modelo de negocios para sobrevivir.

Más tarde fue vendida a la empresa Best Buy por $121 millones de dólares. Fanning aparece en la película “The Italian Job” (es la película en donde salen varios autos Mini Cooper) interpretándose a sí mismo.

El factor que más cuenta, en realidad, no es abandonar la escuela para proseguir una idea de negocio, misma que puede funcionar o puede no hacerlo.

Es mejor que el estudiante ponga a prueba su idea en el mundo real, y si ésta empieza a tener éxito, entonces dedicarle tiempo a hacerla crecer. Si se produce un crecimiento acelerado que exija al fundador todo su tiempo, hasta entonces se debe de sopesar seriamente la posibilidad de abandonar la escuela.

Por ejemplo, Scott Neuberger y Josh Kowitt, estudiantes de la Washington University, se hicieron socios para crear una compañía encargada de hacer mudanzas de estudiantes (guardar en almacenes sus cosas, y transportarlas desde y hacia sus lugares de origen) y rentarles refrigeradores para sus dormitorios.

Tuvieron un éxito moderado, con flujo de caja positivo, pero aún podían seguir estudiando y dedicarle el tiempo libre al manejo del negocio.

Después de graduarse, vendieron la compañía a un grupo de compañeros estudiantes, y se mudaron a Boston, donde abrieron una compañía similar.

Después, re – compraron la compañía original, fusionándola con la nueva para crear una empresa mucho más grande, que ahora presta servicio en muchas ciudades del país.

Almacenar y mover los muebles y las pertenencias de los estudiantes no se ve tan glamoroso, pero su empresa gana alrededor de $1.6 millones de dólares por año.

Y lo hicieron en su tiempo libre, lo que les permitió tanto terminar sus estudios, como ir afinando poco a poco los procedimientos, de forma que cuando formaron la segunda empresa, ya sabían a qué aspectos de la misma dedicarles más tiempo y esfuerzo.

Y RECUERDA: Si tú tienes  un negocio, te felicito, porque esa es la ruta más rápida hacia la independencia económica, y para acelerar tu éxito (más ventas, más efectivo en tus cuentas de banco),  te recomiendo que leas el siguiente libro: Haz clic aquí para leer más…

Miranda Gomez

*Relacionado:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *